All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Cirugía íntima

Home > Cirugía íntima

Existen casos de deformaciones en los genitales femeninos que pueden llegar a perturbar de forma seria la vida sexual de una mujer. Estas deformaciones pueden ser de carácter congénito o adquirido. Estas deformaciones pueden tratarse de forma sencilla, con una recuperación corta y con escasas molestias. Las intervenciones más comunes son las siguientes:

Labios menores

Se trata de la cirugía más frecuente en la zona íntima femenina. Si estos labios o ninfas son demasiado grandes pueden llegar a ser molestos en las relaciones sexuales o en la vida diaria. Se procede a reducir los labios menores evitando dañar la sensibilidad de los mismos. En la misma intervención se puede aumentar el volumen de los labios mayores con grasa autóloga (propia).

Cualquiera de las intervenciones de cirugía íntima llegan a su objetivo sin dañar la sensibilidad de la zona tratada.

Labios mayores

Cuando los labios mayores están poco desarrollados, como ya se ha señalado, se puede conseguir unas proporciones ideales inyectando grasa autóloga (propia).

Cualquiera de las intervenciones de cirugía íntima llegan a su objetivo sin dañar la sensibilidad de la zona tratada.

Reducción de monte de Venus

Existen casos de pubis aumentado y no disminuye ni siquiera con la perdida de peso. La lipoescultura es el proceso a seguir para tratar esta alteración. Se aplica anestesia local y sedación y en ciertos casos se hace liposucción y una resección de piel. La secuela es una pequeña cicatriz.

Cualquiera de las intervenciones de cirugía íntima llegan a su objetivo sin dañar la sensibilidad de la zona tratada.

Rejuvenecimiento vaginal

Tras varios partos e incluso con la edad la vagina puede perder tono y presentar cierta laxitud.  Tras aplicar anestesia, se lleva acabo una cirugía para recomponer los músculos vaginales.

Cualquiera de las intervenciones de cirugía íntima llegan a su objetivo sin dañar la sensibilidad de la zona tratada.

SHARE