All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Blog

Home > Beauty  > Este otoño cuida tu piel

Bebe mucha agua y duerme suficiente

El primer consejo parece un tópico pero ambas son reglas muy importantes para mantener la piel en perfecto estado. 

El agua ayuda a limpiar, oxigenar e hidratar la piel, y por ser el componente principal de nuestro cuerpo se convierte en el factor clave para poder presumir de una piel sana.

Además, beber agua es importante para evitar la deshidratación y decir adiós por tanto, a las pieles ásperas, secas y con grietas.

Tan importante es beber agua como dormir bien. Descansar es uno de los mejores tratamientos que existen. Ayuda a prevenir o retrasar la aparición de las arrugas y además, durante esas horas, el cuerpo aprovecha para reparar y mantener todas las células del cuerpo. Mientras dormimos, el organismo lleva a cabo importantes funciones regenerativas que tu piel agradece.

▪ Reactiva la piel con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia clave que da volumen a la piel, ya que tiene la capacidad de absorber 1000 veces su peso en agua. Además es una de las sustancias del organismo con más poder hidratante y de hecho, se encuentra de manera natural en todas las células de nuestro cuerpo, en mayor o menor concentración dependiendo de la zona.

¿Cuál es el problema? Es una sustancia con poca vida (tres días como máximo). Se rompe muy rápidamente y es necesario que el organismo la produzca continuamente. Por eso, en DeCorps ofrecemos rellenos de hialuranato, también conocido con este nombre.

Este tratamiento estimula el colágeno, disminuye visiblemente las arrugas más antiestéticas, redefine aquellas arrugas poco atractivas y mejora considerablemente los perfiles y contornos de la cara.

No obstante, DeCorps utiliza también el hialurónico sin reticular (Vital o Profhilo), que no da volumen pero sí consigue una perfecta hidratación de la piel.

▪ Realiza una exfoliación suave

Objetivo: una piel suave, que absorba mejor los productos y absolutamente perfecta.

Si tenemos claro ese objetivo, uno de los pasos a seguir es exfoliar la piel regularmente.

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel impidiéndole a esta respirar. Las células se multiplican, mueren y se renuevan. La exfoliación acelera todo ese proceso natural, estimulando la regeneración y microcirculación sanguínea en la superficie.

Para exfoliar el cuerpo puede utilizarse, como uno de los tratamientos más conocidos, el peeling luminoso, que además DeCorps potencia, en muchas ocasiones, con el Nanopore.

▪ Incorpora a tu rutina peelings semanales

Realizar peelings, ya sea tanto en el rostro como en el cuerpo, mínimo dos veces por semana es algo que deberíamos incorporar a nuestra rutina como imprescindible para el cuidado de la piel.

Se trata de una acción regeneradora que elimina la piel muerta y crea una nueva, por lo que mantenemos en todo momento nuestro cuerpo bien hidratado.

Con algunos productos es necesario realizar la exfoliación previamente. En DeCorps, algunos peelings hacen precisamente eso. Se consigue una exfoliación de las capas más o menos superficiales de la piel consiguiendo un efecto más aterciopelado, disminuyendo las manchas que pueden aparecer en la piel y en general, obteniendo una importante mejoría del color y del estado de la epidermis.

Con este tratamiento conseguirás disminuir las arrugas y tener un aspecto mucho más rejuvenecido, además de presumir de piel hidratada, con una secreción correcta de grasa y una buena consistencia y luminosidad.

▪ Cuida el contorno de los ojos 

Hay que saber primero que la piel del contorno de los ojos es la zona más frágil de todo el rostro. Tiene la piel unas diez veces más fina que el resto del cuerpo, y es por ese motivo por lo que no contiene suficientes glándulas sebáceas y sudoríparas. Además su microcirculación sanguínea funciona de manera más lenta y esto se traduce en que el drenaje de la zona sea siempre insuficiente y vaya empeorando con la edad.

Este funcionamiento lento hace que el paso de los años se note mucho más en esta zona del cuerpo y dé una apariencia mucho mayor de envejecimiento que desluce increíblemente el conjunto del rostro.

Una de las soluciones que propone DeCorps es la blefaroplastia , una intervención sencilla y poco molesta para el paciente con resultados muy duraderos. Además de esta cirugía, existen tratamientos como el hialurónico para esta zona y tratamientos con toxina botulínica para las patas de gallo.

▪ Utiliza cremas hidratantes y nutritivas

Las cremas hidratantes y nutritivas son indispensables en nuestra vida diaria y sobre todo en esta época del año, en la que la piel está muy castigada después del verano.

Utilizar una crema hidratante después de haberse realizado un peeling es vital para que durante la noche se repare nuestra piel. Hay infinidad de cremas que calman y reafirman nuestro cuerpo garantizando un buen resultado sobre la piel por su alto poder nutritivo.

▪ Aplica bálsamo reparador en los labios 

Los labios son la zona del cuerpo más sensible al frío. Tienden a resecarse y agrietarse rápidamente. Utilizar vaselina, aceite o bálsamo reparador ayuda a reforzar la hidratación ayudando a que los labios se mantengan firmes, sanos y sin grietas.

También para esta zona pueden utilizar hialurónicos para revitalizar y dar tersura a los labios.

 Limpia la piel con leche o gel de limpieza

Tanto si eres hombre como mujer, la limpieza facial es uno de los gestos más fáciles e importantes y sin embargo uno de los grandes olvidados en la rutina diaria.

La piel del rostro es una de las más expuestas a la contaminación, el humo, la grasa o los restos de maquillaje…Todas ellas razones por las que si no la limpiamos bien, aparezcan puntos negros, espinillas o granos.

Con una buena limpieza conseguimos tener los poros libres de obstrucciones y nuestra piel pasará a respirar bien.

▪ Usa protección contra el viento, frío y rayos UV

Relacionamos la protección solar con el verano y muchas personas la olvidan al llegar la época otoño-invierno.

Durante los meses de verano, la radiación predominante es la B (rayos UVB), la responsable de quemaduras solares y del cáncer de piel; pero en invierno, la B se reduce y deja paso a la A (rayos UVA), que provoca el envejecimiento de la piel.

¡Usa protección solar durante todo el año!

DeCorps propone la mesoterapia como tratamiento facial, pero no se trata de una alternativa a la protección solar. La mesoterapia es el tratamiento por excelencia de mantenimiento, hidratación y rejuvenecimiento facial. Un cóctel de vitaminas, hecho a medida del paciente, a base de ácido hialurónico (A, E, C, B y K), oligoelementos, minerales y antioxidantes metabólicos.

▪ Sigue una dieta rica en proteínas y antioxidantes

Para tener una piel joven y saludable hay que tener en cuenta lo que comemos. Incluir en la dieta diaria una serie de alimentos que contienen nutrientes esenciales que benefician y protegen la piel desde el interior.

Citamos a continuación algunos de los mejores alimentos para cuidar tu piel:

  • Cítricos: muy ricos en vitamina C, considerada un potente antioxidante que interviene en la formación de colágeno.
  • Zanahoria: vitamina A, que contribuye a reducir la flacidez y las arrugas.
  • Tomate: alimento con una gran concentración de licopeno, una sustancia que protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres.
  • Frutos rojos: vitamina C y flavonoides, con propiedades antioxidantes que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro…

Si además de cuidar tu piel también necesitas perder algo de peso, en DeCorps personalizamos dietas bajo el Método Pronokal, una dieta proteinada muy baja en azúcares y grasas, que cuenta también con un programa específico para eliminar la celulitis.

 

No Comments

Post a Comment