All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Lipoescultura

Home > Lipoescultura

La lipoescultura es un procedimiento que se lleva a cabo para tratar la alteración conocida como lipodistrofia. Se trata de una acumulación de grasa en una zona concreta del cuerpo, lo cual provoca desarmonización del mismo. Esta acumulación se puede producir en zonas como el abdomen, las nalgas, las calderas, muslos, rodillas… Existen varios procedimientos para resolver este exceso de grasa. La liposucción es la mejor para eliminar estos depósitos grasos. Es un procedimiento apto para todo tipo de personas que a pesar de no padecer de sobrepeso tienen grasa acumulada en ciertas zonas y ni el ejercicio ni la dieta sana son capaces de eliminar.

Tumescente

Consiste en la infiltración en las zonas a tratar de uan solución compuesta por suero salino, anestésico local y un vasoconstrictor. Durante la intervención, se inyecta el líquido en gran cantidad en la zona afectada. Esto nos permite tratar la zona sin que el paciente note nada. La epinefrina reduce la pérdida de sangre y la equimosis (moratones) posterior. Así se podrá extraer la grasa con mayor facilidad y con menor sangrado.

La liposucción tumescente es considerada por los expertos como la manera más segura y con mejores resultados de lipoescultura.

Láser

La liposucción láser difiere de la lipoescultura tradicional básicamente en que se utiliza el láser para destruir la grasa. El haz de luz del laser destruye los tejidos grasos no dañando otros tejidos. La grasa sufre un proceso de licuefacción (se derrite) y es succionada fácilmente. La cánula utilizada en este tipo de intervención mucho más pequeña que la habitual en otros tipos. Facilita los movimientos garantizando mayor precisión en la succión de la grasa.

Dependiendo de la zona a intervenir se aplicará una anestesia u otra. Si la cirugía se realiza en varios puntos o en una zona muy extensa se optará por la anestesia general. Si hablamos de zonas reducidas, la anestesia será loco-regional o local.

Si la anestesia es local será ambulatoria. Si la anestesia es loco-regional o general, el paciente deberá permanecer entre 8 y 24 horas en el hospital una vez superada la intervención.

Se analizan varios factores como la constitución física de la paciente y su piel. Antes de la cirugía debe realizarse una valoración preoperatoria de la paciente mediante un electro-cardiograma, análisis de sangre y si fuese necesario una placa de tórax para detectar anomalías y evitar riesgos en la operación y a posteriori de ésta. Además, el paciente será valorado por el equipo de anestesia previamente.

Se calculará el volumen aproximado a extraer. Los fumadores debe abstenerse del tabaco antes y después de la intervención. Por supuesto, el paciente debe poner al doctor al tanto de cualquier medicación que esté tomando.

Durante el primer mes el paciente deberá llevar una faja compresora en la zona y realizar masajes de forma periódica sobre la zona afectada. Evitará la inflamación y ayudará a readaptar la piel al contorno. Aparecerán equimosis (moratones) y además quedarán algunas cicatrices apenas imperceptibles.

Existirán molestias que serán más o menos intensas dependiendo de la zona tratada. Por ejemplo, el abdomen es una de las zonas más dolorosas. Las molestias se alivian mediante masajes en las zonas intervenidas y con analgésicos. Tras la operación es posible recuperar el ritmo de vida diario muy pronto, a los 2 o 3 días. El ejercicio físico deberá esperar hasta 2 semanas después de la intervención. Tomar el sol también está contraindicado en estos casos mientras existan equimosis.

FAQ

¿Qué contraindicaciones puede tener la lipoescultura?

Existen casos de exagerado sobrepeso en los que deben realizarse tratamientos previos a la intervención. Las enfermedades cardiovasculares comportan ciertos riesgos y hay que extremar los cuidados antes de la intervención.

¿La lipoescultura elimina la celulitis?

La lipoescultura trata el exceso de células grasas. Puede mejorar la celulitis pero no es un proceso que tenga como finalidad su desaparición.

¿Qué riesgos corro con una operación de este tipo?

La lipoescultura tiene un índice muy bajo de complicaciones. Existen los riesgos habituales en cualquier intervención quirúrgica. Hemorragias, infección, sangrado mayor del habitual o complicaciones con la anestesia. Con todo, es muy raro que se produzcan este tipo de complicaciones. Sólo en un 10% de los casos es necesario retocar alguna zona  intervenida.

SHARE