All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Blog

Home > General  > La Dra. Sánchez Lagarejo nos habla de las tendencias en cirugía plástica y medicina estética: TRATAMIENTOS CON GRASA, LIPOFILLING.

También hemos visto en los últimos congresos a los que hemos asistido el Dr. Juan Luis Morán Montepeque y yo (IMCAS en Paris, SEME en Málaga, Panamericano de Cirugía Plástica en Guatemala) los distintos estudios y planes de tratamiento con grasa.

El injerto de grasa ha sido sometido a estudios y progresos constantes.  Durante años siempre es tema de debate en los distintos congresos.

Nuestra escuela, tanto del Dr. Morán como la mía, con mi maestro el Dr.Guerrerosantos (Instituto Jalisciense) a la cabeza, ha sido de las pioneras desde hace ya más de tres décadas en los tratamientos con injertos grasos; empezamos utilizándolo principalmente para relleno en secuelas de traumas o para tratar síndromes de hemiatrofia facial como el Parry Romberg.

Al principio de los años 90 la inyección en los trasplantes de grasa era directa, procedente de otras zonas liposuccionadas, pero era difícil prever cuanta de esa grasa se mantendría.

Fue Sídney Coleman el que sistematizó la extracción y desarrollo un instrumental específico para mejorar el lipofilling, dándole nombre a esta técnica.

Luego se ha utilizado en muchos pacientes de VIH, para corregir el estigma de su tratamiento, que les produce una hemiatrofia facial, en este caso bilateral, a diferencia del de Parry Romberg. Hemos de tener en cuenta que la grasa que se integra permanecerá siempre, comportándose normalmente como la grasa de la zona donde se extrae, como ésta suele ser de la región abdominal, si el individuo engorda, en la cara lo hace también y a veces de forma desproporcionada, sobre todo cuando se ponía en mejillas como era el caso de estos pacientes, lo cual podía dar como resultado unas facciones tipo hámster.

De ahí el estudio constante de esta grasa, para intentar evitar estos problemas. Ya que el sistema de Coleman era bueno para pómulos, mentón, para deformidades corporales o en las nalgas, pero no para áreas como las ojeras, donde se han desarrollado técnicas como el microfat o la técnica de SNIF, que permite tratar las pequeñas arrugas por poder inyectarse con agujas o microcánulas de 27G. En esta línea podemos encontrar el «nanofat«, que solo posee la fracción estromal sin adipocitos ni fibras, permitiéndonos inyectarlo en dermis, arrugas y ojeras.

Tanto el Dr. Morán como yo misma, casi siempre que hacemos un lifting solemos unirlo a lipofilling en pómulos, nanofat para ojeras o surco de la lágrima y de esta forma conseguimos un rejuvenecimiento facial más natural y completo, así como una mayor luminosidad de la piel.

El uso de injertos grasos en estas variantes: microfat, SINF y nanofat por sí solo, o acompañando a un lifting, es una herramienta segura y efectiva.

También hemos visto que la regeneración, acompañada del lipofilling o nanofat con células madre, así como la utilización de estas células madre en alopecia o para regeneración cutánea serán el futuro próximo, pero a día de hoy representan un tratamiento totalmente experimental y está prohibido su uso para regeneración  cutánea o del folículo piloto.

Habéis podido comprobar cuántos temas interesantes se ven en los cursos y congresos de estética y plástica, y aunque muchas de ellas ya están muy afianzadas como pasa con todos los ácidos hialurónicos, por su seguridad y efectividad, siempre se intercambian conceptos y experiencias, además de ser una ocasión única para compartir experiencias y vivencias con los compañeros de profesión.

El Dr. Juan Luis Morán y yo, quedamos a vuestra disposición en Clínica DeCorps (A Coruña) para resolver cualquier duda que os haya podido quedar tanto sobre los tratamientos con grasa como sobre cualquier otro tema de medicina estética o cirugía plástica.

www.decorps.es