All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Blog

Home > Cirugía  > Las pioneras de la cirugía plástica
Las pioneras de la cirugía plástica

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer Médica, en honor a Elizabeth Blackwell, la primera mujer que consiguió ejercer la profesión en el mundo, hoy queremos hablar de las mujeres que fueron pioneras de la cirugía plástica.

Es difícil establecer quién fue la primera mujer de la historia que se dedicó a este campo. Y lo es principalmente por dos motivos: el primero, que muchas mujeres tenían que hacerse pasar por hombres para poder acceder a determinado tipo de estudios y profesiones; y el segundo, que históricamente los médicos no estaban tan especializados como en la actualidad, por lo que no es fácil conocer qué funciones realizaban exactamente.

Sabiendo esto, desde Decorps queremos poner en valor el papel de la mujer en esta disciplina y dar visibilidad a algunas de las mujeres talentosas, sobresalientes y adelantadas a su época, que han sido eliminadas de la Historia por su condición de mujer.

Elena de Céspedes

Parece que la primera cirujana de la que se tiene constancia en España es Elena de Céspedes. Vivió en Granada en el siglo XVI, hija de una esclava de origen árabe y su amo. Durante gran parte de su vida se hizo pasar por un hombre, adoptando el pseudónimo de “Eleno”, por lo que muchos especialistas la consideran transexual.

Al entablar amistad con un cirujano, empezó a aprender sobre cirugía y acabó ejerciendo como cirujano (haciéndose pasar por hombre) al conseguir la licencia en Cuenca. Vivió y trabajó como tal en Toledo y se casó con María del Caño, pero levantó sospechas y un tribunal dictaminó que era mujer, por lo que fue castigada por la Inquisición.

Margaret Ann Bulkley

Margaret Ann Bulkley nació a finales del siglo XVIII en Irlanda, pero es conocida como el cirujano James Barry. Se cree que el tío de Margaret, el pintor James Barry, montó una operación para que su sobrina pudiera cursar los estudios de medicina utilizando su nombre.

Así, Barry fue aceptado en la Universidad de Edimburgo y obtuvo el doctorado de Medicina en 1812. Ingresó en el cuerpo de cirujanos del ejército y sirvió en la Batalla de Waterloo, la India y Sudáfrica. Tras su llegada a Ciudad del Cabo fue nombrado Inspector Médico de la colonia británica, trabajando en la mejora de los suministros de agua potable y realizando una de las primeras cesáreas exitosas de las que se tiene noticia.

No se descubrió su condición de mujer hasta su muerte, cuando las personas encargadas de preparar su cadáver se encontraron con el cuerpo de una mujer que además mostraba signos de haber sido madre.

Alma Dea Morani

Es considerada la primera mujer cirujana plástica de los Estados Unidos. Estudió en la Universidad de Nueva York y comenzó su carrera profesional en el Hospital St. James de Newark.

Toda su trayectoria estuvo llena de obstáculos, pero su lucha la hizo convertirse en un modelo a seguir para muchas mujeres. Se alistó como voluntaria en el Hospital Valley Forge para ofrecer servicios de Cirugía Reparadora a los soldados heridos en la II Guerra Mundial; viajó por Filipinas, Taiwán, Rusia y los Balcanes para tratar a niños heridos y con malformaciones, y fue una gran activista a favor de la educación y la salud de las mujeres.

Suzanne Noël

Fue una de las primeras cirujanas plásticas en Francia, donde nació a finales del siglo XIX. Se casó con el médico Henri Pertat, que la animó a estudiar Medicina.

Realizó cirugías faciales a soldados heridos durante la Primera Guerra Mundial, especializándose en la operación de cicatrices desfigurantes y el rejuvenecimiento del rostro. Decidió establecer una clínica en su casa, donde realizaba cirugías menores como estiramientos faciales y correcciones de párpados. Fue famosa por atraer a su clínica a personas de renombre mundial del mundo de la moda y de la aristocracia europea.

También es conocida por la ayuda que brindó a los judíos en los inicios de la Segunda Guerra Mundial, operándolos para evitar que fueran reconocidos por sus rasgos. Después del conflicto, trabajó para reducir cicatrices y otras huellas, hasta el final de su vida.

Fue una activa feminista, luchó por el voto femenino y fue la primera presidenta de la Federación Europea de Soroptimist International, una organización mundial de servicios de voluntariado para mujeres que trabajan por la paz.

No Comments

Post a Comment